• Cuco Villegas

La Perla del Papaloapan

“Detrás de la verde arboleda, la luna en su manto de seda deja una estela en el Papaloapan, en la rivera de Tlacotalpan, noche tras noche su amor se queda…

(Huapanguito, canción popular)

Hablar de mi tierra Jarocha es hablar de la riqueza gastronómica que la caracteriza. En este lugar los modos de vida están ligados a la pesca en el río Papaloapan; a la ganadería y al comercio regional y turístico, el cual imprime variantes muy significativas en sus habitantes. La tradición de su buena gastronomía representa un sello distintivo para la región, además de la variedad de productos locales, la influencia indígena es una característica indiscutible de la localidad.


¿Cómo no recordar después de 35 años fuera de mi querido pueblo, el deleite de un tapado de jolote, las tortitas de tismiche, o un buen caldo de robálo cocinado con jitomate, chile verde y cebolla? Son nostálgicas memorias, después de tantos años fuera de mi tierra no he probado un sabor siquiera cercano. Nadie que visite Tlacotalpan puede pasar por alto su gastronomía.


Del rio se obtienen una gran diversidad de productos que luego son utilizados para cocinar. El Tismiche es un producto sumamente valorado, uno de los más grandes manjares de Veracruz. Estos son pequeños peces extraídos meticulosamente del rio. Se ponen a secar y se consumen de distintas formas, en sopa, en tortitas, en tacos, tostadas o como relleno para empanadas y tamales, son un símbolo de la cocina veracruzana.

Las Acamayas son una especie de camarón gigante muy peculiar, también del rio, sorprendentemente pueden llegar a pesar más de medio kilo, estos son cocinados a base de ajo picado, jitomate, cebollas, alcaparras, aceitunas, chiles en vinagre, laurel, orégano y sal al gusto.


Es indiscutible que los camarones son parte cotidiana de la cocina de Tlacotalpan. Surge en mi mente una ensalada de camarones cocidos, preparados con rodajas de cebollas, cubos de papa cocida, aceite de oliva, vinagre, sal y pimienta al gusto.


Las bebidas complementan la experiencia gastronómica e incrementen la exquisitez del pueblo. Entre las bebidas más populares está lo que yo conocí como Diki-doco que simplemente es agua de coco con ginebra y algunos cubitos de hielo, o los tradicionales Toritos de cacahuate o Jobo, una pequeña fruta típica de Tlacotalpan. Una bebida muy particular es el Popo frio, elaborado con cacao, arroz, canela o anís y una fruta muy usada por la población local llamada Chupipi.

Tantas cosas que contar de mi pueblo que no me caben en este texto, me quedo con ganas de compartirles todas las recetas que disfrute en la primera mitad de mi vida en Veracruz, pero saborear y disfrutar la cocina de mi tierra, es una experiencia que no se “cuenta” con letras, es algo que se tendría que vivir y disfrutar.

“En Tlacotalpan todo se cura, todo se olvida, se cura el alma cuando está herida”

Never Miss a Post!
También te puede interesar:
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon

Todos los materiales contenidos en este sitio (incluyendo texto, logotipos, contenido, imágenes [animadas y estáticas], íconos y fotografías, entre otros) están protegidos por las leyes de Derechos de Autor nacionales.

El Tianguis Revista no otorga permiso para copiar, reproducir, ni distribuir el material de esta página electrónica.

Copyright © 2018 El Tianguis Revista. Todos los derechos reservados"