Nuestra gastronomía no esta solo en el glamour de los chefs y sus restaurantes; es algo más profundo, algunas veces tan cotidiano que lo perdemos de vista, sin embargo no podemos renunciar a aquello que nos ayuda a recordar quienes somos.

Su mensaje se ha enviado, gracias!